Crujiente por fuera, jugoso por dentro: trucos para una fritura perfecta - El Espigon
16091
post-template-default,single,single-post,postid-16091,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Crujiente por fuera, jugoso por dentro: trucos para una fritura perfecta

Crujiente por fuera, jugoso por dentro: trucos para una fritura perfecta

Os habrá pasado alguna vez que compráis pescado, lo freís y cuando lo sacáis de la sartén o de la freidora no tiene el aspecto que os gustaría que tuviese. O lo que es peor, lo probáis y el sabor dista mucho del que os gustaría lograr. Os acordáis entonces de ese pescaito frito que se come en un buen restaurante y os preguntáis qué truco tendrán para conseguir esa maravilla. Una de las especialidades de El Espigón es la fritura de pescado a la andaluza, así que vamos a daros a continuación varios trucos para que podáis disfrutar en casa de esta forma tan rica de cocinar el pescado.

Acedias

Consejos de preparación

-Lo más importante que debemos tener en cuenta es que el pescado debe ser lo más fresco posible y deprimera calidad. Teniendo un buen producto será mucho más fácil que el resultado sea satisfactorio.

-Además de fresco, el pescado debe limpiarse a conciencia para que el plato sea cómodo de comer. Por ejemplo, los boquerones deben dejarse bien limpios por dentro. Es necesario retirarles las tripas tirando con cuidado de la cabeza.

-Una vez que tenemos el pescado limpio, el siguiente paso será escurrirlo con cuidado para que no tenga demasiada humedad, así evitaremos que se formen grumos al mezclarlo con la harina.

-La harina que utilizaremos es blanca de trigo y recordad esto: tan importante como enharinarlo, será eliminar el exceso de harina del mismo. Para lograr que nos quede una fina capa de harina, lo idóneo es poner el pescado enharinado sobre un cedazo y moverlo con rapidez. Ahora ya lo tenemos preparado para freír.

– El aceite debe ser de oliva virgen extra, nuevo y limpio y debe estar muy caliente para que el pescado quede crujiente por fuera y sabroso en su interior. Es importante no freír demasiado pescado a la vez, es preferible hacerlo en pequeñas tandas para evitar que baje la temperatura del aceite o se peguen unas piezas a otras.

No olvidéis retirar el exceso de aceite antes de servir el pescado.

Si después de seguir todos estos pasos, seguís sin conseguir una buena fritura, lo más fácil va a ser que vengáis a visitarnos.

¡A disfrutar y buen provecho!

No Comments

Post A Comment