Principales diferencias entre calamares y sepias - El Espigon
17600
post-template-default,single,single-post,postid-17600,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Principales diferencias entre calamares y sepias

Es probable que cuando pienses tanto en los calmares como en las sepias las imágenes que tengas en tu mente sobre estos animales te hagan pensar que son lo mismo pero ¡Esto es falso! Ciertamente tienen un gran parecido pero, podemos decir que la familia de los moluscos es muy extensa, de manera que, aun cuando algunos tienen un aspecto similar, existen puntos claros en los que se diferencian, como el tamaño, la textura e incluso su sabor.

Ahora bien, no todas las personas pueden establecer con éxito las diferencias entre calamares, chipirones, sepia, pota o chopitos por ejemplo. Entonces, si eres una de esas personas que no pueden notar la diferencia en este caso, entre los calamares y las sepias específicamente, te mostraremos algunas características de cada uno. Lo cual te ayudará a diferenciarlos claramente de ahora en adelante.

Como distinguir el calamar y la sepia

El Calamar

Para comenzar a hablar del calamar, podemos señalar que es un molusco muy apreciado, conocido y utilizado en la gastronomía mundial. Los platos en los que podemos ver presente a este molusco pueden ser preparados en una gran variedad de formas, ya sea en las regiones costeras como en las zonas del interior de España u otras partes del mundo

Como ejemplo de ello tenemos al famoso bocadillo de calamares, el cual consiste en una de las elaboraciones culinarias más solicitadas en todo Madrid. Los calamares son degustados de diferentes formas, pueden comerse fritos, más saludablemente a la plancha solo con ajo y perejil, a la romana, en su tinta o acompañando a los arroces. Todas estas son algunas de las maneras más comunes de preparar los calamares pero no las únicas.

Hablando físicamente con respecto a los calamares, básicamente miden unos 20 centímetros, su característica distintiva es una cabeza muy alargada con dos tentáculos, esto además de los ocho brazos que poseen. Son transparentes y pueden tener algunas tonalidades de color rosa, dándoles así, ese color característico que los calamares poseen; una especie de degradado de este color. Presenta aletas que ocupan dos tercios del tamaño total de este animal.

La Sepia

Es también conocida con el nombre de jibia o choco, presenta un aspecto un tanto aplanado y tiene 10 tentáculos, se encuentra rodeada completamente de aletas. Poseen una concha dura en el interior, la cual es aplanada y más grande que la de los calamares, pues el tamaño de las sepias ronda los 30 o 40 centímetros, por lo que, son completamente y distintivamente más grandes que los calamares.

Es un alimento que se encuentra presente acompañando a algunos arroces aunque también, podemos observar que se cocina a la plancha para comerse aparte. La textura de la sepia suele ser más dura pero su cocción no debe descuidarse, pues confiarse en su dureza y dejarla excesivamente al fuego puede hacer que al final tenga una consistencia chiclosa que no será agradable.

Platos más resaltantes hechos con calamares y sepias

Estas dos platos son solo una muestra de cómo pueden ser preparados y consumidos estos dos animales, comencemos entonces con los calamares

En primer lugar, te ofrecemos calamares rellenos con arroz salvaje

Es una receta saludable que inundará tu paladar de sabores. Termina siendo un plato muy vistoso, donde se juega con los colores, así como, con los sabores, siendo un toque especial el acompañamiento del arroz salvaje.

En cuanto al relleno de los calamares de esta receta, consiste en setas shiitake, gambas y las patas de los calamares, algo de cebolla, ajo y listo, es toda una delicia que se posa sobre arroz salvaje aromatizado con mantequilla de hierbas ¡Delicioso!

Ahora viene un plato con nuestro segundo marisco, Canapé de sepia a la plancha con allioli

Para prepararlo necesitas por supuesto de sepia, aceite de oliva, sal, ajo, perejil, salsa allioli y rebanadas de pan. Luego de limpiar la sepia la cortas a tu gusto, a continuación de esto coloca aceite a todos los trozos, se espolvorea la sepia con la sal, el ajo, el perejil y se pone a fuego medio.

Mientras se cocina la sepia coloca rebanadas de pan en el horno o en la tostadora, con el fin de que se tornen crujientes. Cuando la sepia este lista, solo debes ponerla sobre las rebanadas de pan y cubrir con la salsa Allioli. Puede ser un plato perfecto para compartir con amigos que te visiten en casa porque es de fácil preparación.

Ciertamente no son los únicos platillos que pueden prepararse bien sea con calamares o sepias, existen muchos más, algunos con mayor complejidad que otros pero todos completamente deliciosos si eres amante de los mariscos. Y si no quieres prepararlos tú, también puedes comprar los platillos ya debidamente preparados por los mejores chefs de nuestra tierra.

No Comments

Post A Comment