Trucos y consejos para preparar marisco - El Espigon
16057
post-template-default,single,single-post,postid-16057,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Trucos y consejos para preparar marisco

Trucos y consejos para preparar marisco

Hace unos días, os hablábamos del tipo de marisco que hay, de sus propiedades nutricionales y de cómo detectar la frescura de los ejemplares. En este post os prometíamoscontaros algunos trucos para que lo pudieseis preparar en casa y que os quedase igual de bien que al mejor de los chefs. Nosotros siempre os animamos a que vengáis a visitarnos, pero si alguna vez queréis sorprender a vuestros invitados o, por qué no, a vosotros mismos, no os perdáis estos consejos.

En todo tipo de preparación, el primer punto importante a tener en cuenta debe ser siempre la calidad de la materia prima. Es crucial contar con un producto de máxima frescura. Hace unas semanas, os desvelamos la procedencia de nuestros mariscos y pudisteis comprobar que en El Espigón recorremos las costas de nuestro país para seleccionar los mejores proveedores y ofreceros siempre una calidad superior.

Cocción del marisco

Una vez que ya tenemos nuestro marisco, hay que considerar varios factores para cocinarlo de forma que sea un bocado delicioso. Hoy nos vamos a centrar en la cocción de los crustáceos, ya que los moluscos tienen unas características distintas y merecen un capítulo aparte.

Centollas

Una regla básica es la temperatura del agua de cocción: si el ejemplar está vivo, el agua debe estar fríaporque si se introdujese directamente en agua hirviendo, soltaría las patas y el interior se llenaría de agua. Si la pieza en cuestión está muerta o congelada, entonces sí se debe cocinar directamente con agua hirviendo.

En cuanto al agua de cocción, hay un truco muy interesante que consiste en cocer marisco en agua que se ha utilizado previamente para preparar otro marisco. Por ejemplo, si tenemos gambas y cigalas, podemos cocer primero las gambas y, para las cigalas, emplear el agua utilizada anteriormente con las gambas. Este agua cuenta ya con un sabor mucho más sabroso y esto se nota en el resultado final.

Tiempo de cocción.

El tiempo de cocción es otro punto importante y que dependerá, en gran medida, del tamaño de la pieza y de la especie a la que pertenezca. Los tiempos orientativos son los siguientes, aunque como indicábamos, deberemos tener en cuenta el tamaño de la pieza.

Los camarones, langostinos y percebes se introducen en agua hirviendo. Ésta dejará de hervir cuando las piezas entren en contacto con el agua. Cuando el agua rompa a hervir de nuevo, será el momento de sacarlas de la cazuela. Las cigalas necesitan de 3 a 5 minutos. Las nécoras suelen necesitar de 8 a 10 minutos. Otras especies como el centollo, el buey de mar y la langosta deberemos dejarlas entre 25 y 30 minutos. El bogavante, entre 20 y 30 minutos, estará perfecto.

Estas son sólo unas pequeñas pinceladas que esperamos os sirvan de ayuda para disfrutar de esta delicia en vuestra propia casa. Aunque, siempre que queráis, nos hará felices recibiros en nuestros restaurantes y ofreceros toda la frescura del marisco con un sabor que os transportará a la mismísima costa.

No Comments

Post A Comment